Abogado de Naturalizacion

Abogado de Ciudadania

Los conceptos básicos para obtener la ciudadanía a través de la naturalización pueden ser un proceso complicado. Y dicho simplemente, es un proceso en el que un no ciudadano se convierte voluntariamente en ciudadano de los Estados Unidos. También ofrece a los nuevos ciudadanos estadounidenses la oportunidad de mostrar su lealtad a los Estados Unidos y tienen derecho a su protección, así como a ejercer sus derechos, como votar en elecciones políticas y formar parte de un jurado.

Si un individuo no obtiene la ciudadanía estadounidense por nacimiento o descendencia, esa persona puede lograrlo a través de la naturalización, que implica cumplir ciertos criterios de idioma, buena reputación moral y residencia mediante un proceso legal especializado. Para convertirse en un ciudadano naturalizado, todos los ciudadanos extranjeros deben ser residentes permanentes legales por un período de cinco años (tres años si es cónyuge de un ciudadano estadounidense). Además, durante este tiempo él o ella debe estar presente en este país, por un mínimo del cincuenta por ciento del tiempo. Los aplicantes también deben tener al menos dieciocho años para poder solicitar la ciudadanía.

Contratar a un abogado de migración con años de experiencia para ayudarlo y asesorarlo en su nuevo viaje para convertirse en un nuevo ciudadano estadounidense es muy importante. Dado que hay varios requisitos para la ciudadanía estadounidense, su abogado de migración puede ser su mejor activo, un recurso invaluable

Criterio básico: Necesita cumplir con los siguientes requisitos para calificar para la ciudadanía de EE. UU.

this list is not exclusive

  • Debe ser un residente permanente legal durante al menos cinco años. Si su tarjeta ha expirado, debe renovarse antes de solicitar la naturalización;
  • Debe tener al menos 18 años o más en el momento de la presentación;
  • Debe poder leer, escribir y hablar inglés básico (a menos que califique para una edad o una excepción relacionada con la discapacidad); y
  • Debe ser una persona de buena reputación moral, entre otros criterios.
Si bien todo esto puede parecer excesivo, es lo que se requiere si quiere formar parte de los millones de personas que son ciudadanos naturalizados de los Estados Unidos de América. Este proceso no parecerá tan difícil si tiene un abogado de migración experimentado para manejar su caso de principio a fin. Finalmente, podría ser interesante conocer algunos de los beneficios que la ciudadanía puede ofrecerle en este país. Un ciudadano de EE. UU. tendrá la oportunidad de disfrutar de muchos privilegios y derechos que no están disponibles para los no ciudadanos, como participar en el gobierno y votar para elegir a aquellos hombres y mujeres que crean y hacen cumplir las leyes. También, existe el privilegio de ser elegido y servir en un cargo público, así como de poder unirse a cualquiera de los servicios que mantienen a los Estados Unidos a salvo.